Habilidades blandas prometidas en los perfiles de egreso.

Estrategia Metodológica para lograr cumplir esa promesa, desde el primer año de la carrera.

A.Decinti, D.Blanco, M.Diaz. (Académicos Universidad Tecnológica Metropolitana)

Introducción

Los planes y programas de una carrera, efectivamente varían de una universidad a otra, pero en rigor todos ellos buscaran formar a un profesional capaz de realizar labores en su disciplina. Por ejemplo, un Ingeniero Constructor o Constructor Civil deben ser capaces de participar en un proyecto de construcción no importa en qué Universidad haya estudiado, porque adquirió los conocimientos necesarios en las asignaturas que cursó, pero la diferencia radica en como participará en dicho proyecto de construcción y eso tiene que ver con los sellos de su universidad y con el perfil de egreso de su carrera.

En la mayoría de los perfiles de egreso declarados por las diferentes Universidades, se incluyen habilidades blandas, como por ejemplo: liderazgo, trabajo en equipo, ética, respeto con el medio ambiente, responsabilidad social, etc. La pregunta que surge: ¿se puede aprender liderazgo, responsabilidad o trabajo en equipo dentro de una sala de clases? Sí, es posible, pero sabemos que donde mejor se ponen a prueba dichas habilidades blandas, es cuando nos vemos enfrentados como estudiantes al mundo profesional a través de la práctica profesional, que comúnmente dura sólo unos meses, representando un pequeño porcentaje del total invertido en nuestra formación. Además en algunas universidades las prácticas se realizan al final de la carrera y para entonces el estudiante sólo contará con la experiencia fuera del aula, de las llamadas “salidas a terreno”, donde el estudiante comúnmente es sólo un observador.

En ese marco, el Departamento de Ciencias de la Construcción de la Universidad Tecnológica Metropolitana, tomo el desafío de generar instancias para promover la adquisición de las habilidades blandas comprometidas en el perfil de egreso, mediante la participación de los estudiantes en proyectos.

Estrategia Metodológica

En reunión de coordinación con los Docentes de las asignaturas participantes, se le informó qué actividades realizaría cada grupo de alumnos, según sus competencias, de manera de formalizar la empresa constructora asignando los roles y deberes de cada uno.

Para ello se definieron cuatro etapas previas al trabajo en terreno y dos posteriores, donde algunas de ellas debían realizar los estudiantes de un mismo nivel por separado y otras en conjunto entre estudiantes de distinto nivel o con el docente.

a) Creación de una empresa constructora.
Los alumnos de niveles superiores, agrupados en equipos de 2 o 3 personas, se constituyen como empresa constructora. Para ello, deben realizar previamente un trabajo autónomo personal cuyo objetivo es describir el proceso de creación de una empresa constructora. Además, realizan un trabajo en equipo consistente en escoger nombre para la empresa constructora, crear un correo electrónico y aviso escrito con el objeto de ofrecer puestos de trabajo y publicar, en la sala de clases de alumnos de primer nivel, dichos avisos de trabajo.

b) Postulación a un puesto de trabajo.
Por su parte, los alumnos de niveles inferiores postulan a los puestos de trabajo ofrecidos por las diferentes empresas constructoras. Para ello, también deben realizar un trabajo autónomo personal consistente en redactar una carta motivacional y enviarla vía correo electrónico a las empresas constructoras según su elección, con el objeto de postular a uno de los puestos de trabajo ofrecidos.

Trabajo en Aula
Fotografía elaboración propia. Trabajo en aula. Proyecto VcM año 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *